Facebook Twitter Instagram

Por: Andrés Felipe Moreno González
Trader Banco Coopertativo Coopcentral

Algunos acontecimientos que están sucediendo en el mundo hoy:

Y estamos a solo dos años de los rugientes años 20 de este siglo. De igual manera, el S&P bajó un 21.22% en el primer semestre, según datos de Bloomberg, esto sería la mayor caída desde 1962, hace 60 años.

Por otra parte, acabamos de ver una enorme volatilidad del mercado en el último mes. Además de eso, las noticias continúan subrayando la tesis central: la nueva normalidad, recesión e inflación.

Los anteriores, son datos que pueden ser parte de un libro de historia. Un libro de historia de terror podría ser… pero aún no tenemos un fin a las tinieblas que ha dejado esta crisis y en este artículo daré a conocer algunos acontecimientos que están sucediendo y que debemos tener en cuenta para los próximos meses.

Rojo vs Azul

Empezamos con el rojo vs azul, donde la anulación de la Corte Suprema de los Estados Unidos de Roe vs Wade fue un shock a pesar de haber sido señalada en una filtración sin precedentes. Fue noticia destacada en Bloomberg y el Financial Times (FT) porque expone las fallas de Estados Unidos. Anular un precedente constitucional de casi 50 años intenta ocultar los problemas actuales de inflación y política monetaria como se hizo en la década de 1980 y nos muestra una polarización igual a la presentada en las décadas de 1960, 1930, 1880, 1860 y 1830.

La visión optimista es que Estados Unidos puede resolver esto políticamente, como lo ha hecho el resto de Occidente. A pesar de ello, en las redes sociales se está librando una batalla de todos contra todos y una idea muy poco ética de tengo la razón y los demás no.

Es probable que todo esto sea una hipérbole de emociones, pero es lo que uno espera en un mercado emergente donde el ganador se lo lleva todo, no una democracia liberal constitucional que afirma liderar una lucha global contra la autocracia.

Azul vs Rojo

Si Rojo vs Azul es claro en la política estadounidense, Azul vs Rojo está en la geopolítica. Estados Unidos, Australia, Japón, Nueva Zelanda y el Reino Unido acaban de lanzar un esquema de Socios en el Pacífico Azul para contrarrestar a China, y el G-7 un rival de la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China en su Asociación para la Infraestructura Global y la Inversión. Estados Unidos promete 200,000 millones de dólares en financiación (Sí, ese es dinero nuevo), estamos hablando de un cambio serio en la política global. Mientras tanto, China advirtió a un avión espía estadounidense que volaba sobre aguas internacionales en el estrecho de Taiwán, lo que es visto como una escalada peligrosa por ambas partes.

Por otra parte, Bielorrusia está siendo utilizada como base para ataques aéreos rusos más generalizados contra Ucrania, incluso contra Kiev nuevamente, y Moscú dice que asentará armas nucleares allí dirigidas a Europa. Las tensiones también continúan aumentando cerca de la brecha crítica de Suwalki que conduce a Kaliningrado.

Negro vs Verde

Mientras tanto, Alemania (y la UE) se ven obligadas a parpadear en las promesas verdes: la producción de carbón se está disparando; los planes realizados para los riesgos de cierre de Nord Stream 1 (gasoducto que viene de Rusia), lo que, según se informa, podría significar que los precios del gas al consumidor se dupliquen o tripliquen. Según informes, Alemania quiere retrasar las prohibiciones de la UE sobre la venta de automóviles nuevos de gasolina y diesel de 2035 a 2040 y está presionando al G-7 para que abandone su promesa de dejar de financiar proyectos de combustibles fósiles, ya que las empresas eléctricas francesas están pidiendo un racionamiento energético inmediato.

Sin embargo, una solución es importar minerales y combustible fósil desde África, pero Europa no lo hará debido a las preocupaciones sobre los objetivos verdes; y Estados Unidos continuará con la producción de biocombustibles a pesar de la crisis alimentaria mundial.

El G-7 también está considerando:

  1. Prohibir las exportaciones rusas de oro a Europa: La primera es conseguir que Europa acepte prohibir las exportaciones de oro ruso a Europa.
  2. Límite de precios en las exportaciones de petróleo ruso a Europa: La segunda busca establecer un “límite de precios” en un nivel muy por debajo de los precios del mercado mundial que actualmente están determinados por la oferta en los mercados spot mundiales de petróleo.

Ese es un juego de riesgo geopolítico muy alto que verá reducidos los ingresos energéticos rusos o alienará al resto del mundo y humillará a Occidente viendo precios de energía aún más altos. Este último es más razonable ya que estas sanciones van a generar un efecto boomerang contra la economía, principalmente contra la europea.

Todo vs Todo

A pesar de lo anterior, occidente comprende que está en una guerra económica: pero no ve dónde están todos los frentes. Por ejemplo, el comercio de oro del G-7 con Rusia también se verá interrumpido por las sanciones. Sin embargo, todos los demás todavía pueden comprarlo y venderlo, como el petróleo ruso. El G-7 necesita ganar corazones y mentes globales para ganar.

Eso significa notar que el FT advierte que la crisis alimentaria está mordiendo en África; que hasta 345 millones de personas (el 4.4% de la humanidad) están en riesgo; que The Economist dice “Se avecina una ola de disturbios”; y que Bloomberg predice que “el hambre y los apagones son solo el comienzo de una crisis de economía emergente”. De hecho, España acaba de ver una incursión en su enclave en Marruecos en la que murieron 23 personas, Perú se ha unido a Sri Lanka y Ecuador en el caos económico, y China ha tenido que rescatar a Pakistán con un préstamo de 2,300 millones de dólares.

Sin embargo, la respuesta hasta ahora es que los más ricos subsidien sus propios alimentos y energía, lo que hace que el costo final aumente y empeora las cosas. California está hablando de dar a los hogares USD 1,050; España gastará otros 9,500 millones de euros en exenciones fiscales y subvenciones a las materias primas; e incluso Malasia de ingresos medios gastará USD 18 mil millones este año en subsidios, casi el 5% de su PIB. Los riesgos de un todo vs todo global están aumentando, al igual que las presiones internas rojo vs azul en muchos lugares.

De hecho, mientras tanto, el Banco Central Europeo lucha por su propia estrategia anti-fragmentación, el impopular primer ministro del Reino Unido, Johnson, dice que quiere permanecer en el cargo hasta mediados de la década de 2030, ya que a Escocia le gustaría irse en ese año, e Irlanda del Norte podría seguirlo.

Verde vs Rojo

A pesar de este lío, los mercados piensan que la Fed va a apretar menos de lo que se temía hace unos días. Eso fue ayudado por las revisiones a la encuesta final de sentimiento del consumidor de Michigan donde cayó a un mínimo de 50 años, pero lo más importante fue que las expectativas de inflación a más largo plazo cayeron 0.2% a 3.1% interanual. A pesar de la enorme incertidumbre de los encuestados, esto se debió a que un subconjunto sintió que la inflación a largo plazo sería muy baja. ¿Trabajan todos ellos para el gobierno? ¡Nadie en Main Street está pensando en “deflación”! E incluso el 28 de junio la presidente de la FED de San Francisco expresó que el principal problema es controlar la inflación.

Si la Fed no puede dar un paso adelante ahora, nunca podrá. De hecho, el Banco de pagos internacionales acaba de advertir que las principales economías corren el riesgo de caer en una alta inflación donde los rápidos aumentos de precios son normales, dominan la vida cotidiana y son difíciles de sofocar. Está pidiendo abiertamente que las tasas clave se eleven “rápida y decisivamente” en el segundo semestre de 2022, incluso, si, algo de dolor será inevitable, porque quedarse atrás de la curva corre un riesgo mucho peor que eso. ¿La Fed va a ignorar esa llamada?

Para finalizar, en Colombia podríamos estar en prácticamente todos los versus, pero eso se los daré a conocer cuando se posesione el nuevo presidente y dé a conocer sus reformas y su gabinete para dar un punto de vista claro.