Facebook Twitter Instagram

Por: Andrés Felipe Moreno González
Trader Banco Coopertativo Coopcentral
.

Antes de comenzar con este escrito se estarán preguntando ¿qué son las tierras raras? bueno, acá daré una breve explicación. Las tierras raras son aquellos minerales que se componen de ciertos elementos caracterizados por ser muy buenos conductores de electricidad y por sus propiedades magnéticas, pudiendo personalizar su magnetismo mediante la variación de sus aleaciones con el fin de crear imanes con comportamientos específicos según su uso final. Son elementos críticos porque son únicos e insustituibles, utilizados extensivamente en la industria verde (coches eléctricos, híbridos, turbinas, etc.) o en el desarrollo de elementos de ordenadores, TV.

Sin embargo; la concentración de la producción de las tierras raras (rare earth elements-REE) está en China con más del 90% (¡Que suerte la de China!), según datos extraídos de Noi Mahoney (27 junio, 2022). https://www.freightwaves.com/news/us-companies-move-to-break-china-rare-earth-dominance.

Ahora bien; ya entrando con el propósito de este escrito, el Informe mensual sobre metales: tendencias del índice de precios de noviembre, rompió su tendencia bajista a corto plazo y se negoció de lado mes a mes. En conjunto, el índice cayó un modesto 0.97%. Las tierras raras lograron mantener su tendencia constante durante la mayor parte de 2022. Esto fue gracias a la alta demanda de vehículos eléctricos o de productos electrónicos. De hecho, el mercado global para todos estos productos continúa creciendo rápidamente.

Otro factor que influyó en la ligera tendencia al alza fue la reducción de los suministros mundiales. Con menos exportaciones saliendo de China, muchos países están buscando fuentes alternativas. Durante años, China ha logrado dominar el suministro mundial de materiales para imanes de tierras raras. Ahora, algunos quieren romper su dependencia de China por completo.

El mundo busca romper la dependencia de las tierras raras chinas

Durante los últimos meses, MetalMiner publicó con frecuencia sobre la dependencia mundial hacia China en cuanto las materias primas utilizadas para fabricar imanes de tierras raras. Países como Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Italia y los Países bajos dependen en gran medida de las importaciones chinas.

Está claro por qué. China cuenta con extensas reservas de tierras raras. A medida que el mundo aumenta su demanda de tales productos, logrando desarrollar un poderoso monopolio en el mercado global. Por lo tanto, para evitar que China ejerza demasiado poder geopolítico en el comercio de tierras raras, se está volviendo crucial encontrar fuentes alternativas.

Es cierto que la mayor parte del procesamiento de tierras raras del mundo tiene lugar en este pais. Sin embargo, muchos materiales de tierras raras en bruto se extraen de otras partes del mundo. Las fuentes comunes incluyen Myanmar (Birmania), Estados Unidos, Canadá y Australia. Y dado que se espera que la demanda se duplique para 2030, aprovechar estos suministros se ha vuelto más importante que nunca.

Otros países se ponen al día con la producción

Afortunadamente, muchas naciones continúan aumentando su propia producción. En Japón, los mineros han hecho todo lo posible para competir contra China. De hecho, los investigadores exploraron recientemente debajo del Océano Pacífico (justo fuera de las islas Ogasawara) a una profundidad de 6,000 metros para excavar materiales. Por tal motivo, el gobierno japonés planea comenzar a excavar estos materiales a partir de abril de 2023.

Japón no está solo. Australia, otra nación abundante en materias primas, continúa intensificando su juego de minería de tierras raras. Arafura, un proyecto minero ubicado en Australia Central, anunció recientemente planes para aumentar las inversiones en sus esfuerzos mineros. Muchos de estos tienen lugar en las áreas más calurosas y resecas de la nación. Pero según Arafura vale la pena. Aparentemente, la compañía ve una gran oportunidad debido a las grandes cantidades de neodimio y praseodimio ubicadas en la región. Estos elementos se utilizan con frecuencia en la producción de imanes de tierras raras. Actualmente, la compañía afirma que sus minas podrían satisfacer hasta el 5% de la demanda mundial.

Por otra parte, en Estados Unidos una de las compañías que trae de vuelta la minería y el procesamiento de tierras raras es MPMaterials con sede en California, entre otras mineras con millones de dólares destinados para esta investigación comenzando desde el 2023 hasta 2025.

Conclusión

China no creó este monstruo en una semana, fueron años de trabajo donde vieron una gran oportunidad pudiendo controlar el precio de múltiples productos básicos de tierras raras al ser los productores dominantes con un exceso de capacidad a la que pueden recurrir para continuar controlando el precio si estos no están donde les gustaría que estuvieran.

A pesar de este auge de países que están explorando para poder recurrir a estas materias primas sin depender del pais asiático, no lo podrán lograr en un par de días sino en décadas llegando a crear sus propias cadenas de suministro; sin embargo, China no va a renunciar a su cuota de mercado sin luchar.  

Todavía estamos a años de llegar a ese punto, pero si comienza a ocurrir, ¿cuál será la reacción de China? ¿bajar sus precios en forma de guerra y llevar a estas fábricas nuevas a la bancarrota como en 2015?

Como lo dije hace casi un año, estamos en una guerra fría de todos contra China (Y ahora Rusia como lo he mencionado en anteriores escritos). Lucha que podemos tardar décadas en ganar o no, llevando así el poder del último siglo de occidente a oriente.